junio 13, 2009

Otra vez... otra vez lo mismo


El Gobierno decidió ayer subir los impuestos a dos de los productos que más sufren la presión fiscal: los combustibles y el tabaco. La medida -que previsiblemente será trasladada por las empresas al coste final- tendrá un doble efecto, según la vicepresidenta segunda y ministra de Economía, Elena Salgado: de un lado, propiciará una sociedad «más sostenible» en la medida que el encarecimiento tendrá un efecto disuasorio que, supuestamente, reducirá el consumo de estos productos. De otro, si eso no ocurriese, el incremento engordaría las cuentas del Estado, compensaría la caída de la recaudación provocada por la crisis y mejoraría la disposición para afrontar los crecientes retos de los servicios sociales. A la hora de redactar el real decreto ley aprobado ayer por el Consejo de Ministros -que hoy se publicará en el BOE y entrará en vigor mañana- se ha tenido «muy en cuenta la necesidad de aportar más fondos a la Ley de Dependencia», dijo Salgado.
En lo que se refiere a los combustibles, el Gobierno aprobó una subida del impuesto sobre hidrocarburos de 2,9 céntimos por litro para la gasolina y el gasoil. Llega en un momento delicado, porque el aumento se une a una subida de los precios, que ya están en sus máximos anuales tras meses de escalada: el gasoil ya supera los 0,90 euros, un 8% más que en enero, y la gasolina alcanza los 1,025, un 24% más que a principios de año. Además, hay que tener en cuenta que llegan las vacaciones estivales y, con ellas, los desplazamientos masivos por carretera, que les saldrán a los veraneantes más caros de lo previsto.
Eso sí, la subida no afectará al gasóleo profesional y agrario ni al destinado a calefacción, ni tampoco a otro tipo de combustibles como el gas natural, el queroseno o el fuelóleo. Un aspecto que los transportistas exigieron y dieron ayer por bueno porque, asfixiados como están ya por la crisis y la paralización de la actividad, una subida de los combustibles sería la puntilla para buena parte del sector.

El Correo Digital

Una vez más hemos de ser los curritos corrientes y molientes los que hemos de sacar el país de la crisis.

Nos vuelven a subir los impuestos sobre los carburantes, nos vuelven a subir los impuestos sobre el tabaco... Sinceramente... soy demócrata pero estoy hasta los cojones de un gobierno que concede ayudas a grandes empresas y bancos hundiendo más en la miseria al pueblo que les colocó en el poder.

Seguimos con sueldos miserables de 1000 euros (el que lo tenga porque hay que recordar que hay 4,2 millones de parados en España y en muchos casos ya, demasiados, se les ha agotado ya la prestación y tampoco no tienen derecho a subsidio) y con esos sueldos hemos de mantener entre todos un gobierno derrochador que se supone que es para el pueblo y los obreros y lo único que hace es machacar a una población que poco a poco se va cabreando y reacciona como lo ha hecho en los últimos comicios europeos desbancando a un partido político que a lo único que se dedica es a criticar al Partido Popular y a conceder ayudas a los bancos para que sigan machacandonos sin apiadarse de tanto autónomo que lo ha perdido todo por creer en una idea personal, ya sea de la construcción, del transporte o de la venta de chucherías.

A parte de pretender subirnos los combustibles y el tabaco se ha podido notar un excesivo incremento de controles de tráfico de las diferentes policías del estado como la Guardia Civil, Mossos d'Esquadra, Ertzainzas, los Forales de Navarra... que tienen órdenes de recaudar a base de denuncias; a todo esto hay que sumar la cantidad que destina el gobierno a instalar radares fijos que nada tienen que ver con la seguridad vial ya que son instalados en tramos donde la siniestralidad es muy reducida y lo único que consiguen es recaudar más.

Gobierno socialista... ¿a que lo hace todo bien? ¿a que simplemente con recordar el caso del Prestige en la costa gallega ya es bueno para la economía española? ¿A que simplemente con recordarnos que Aznar nos llevó a la guerra de Irak y tratar de hacernos olvidar que con Felipe González fuímos por primera vez a Irak con tres barquitos plagados de soldados de reemplazo y una Marta Sánchez encargada de animarlos con su cancion Soldados del Amor o que con el Sr. González fuímos a la guerra de los Balcanes (aunque fuese bajo bandera de la ONU) donde cayeron muchos compatriotas nuestros en la mayoría de las veces por las minas antipersonal o anticarros ubicadas en las carreteras de Bosnia Herzegovina ya son buenos para nuestra economía?

Gobierno Socialista... Todo para los obreros... Multas para los obreros, subidas de impuestos para los obreros... en definitiva, mientras El señor Zapatero siga apareciendo en sus mitins con un cinturón de Hermés (firma francesa para más INRI cuando el Sr. Sebastian pide que se consuman productos españoles) valorado en 500€ los españolitos de a pie tendremos que seguir apretándonos el cinturon porque la mayoría tenemos sueldos irrisorios de a penas 1000€

No hay comentarios: