agosto 19, 2009

Yo ya lo tengo todo hecho en esta vida



Muchas veces he escuchado la expresión "yo ya lo tengo todo hecho en esta vida"... y yo me pregunto ¿qué es tenerlo todo hecho? ¿tener hijos, una casa pagada, un trabajo más o menos estable? ¿ya está? ¿eso es tenerlo todo hecho?

A una mediana edad, y me refiero a una media de 40 años, no se puede decir que lo tienes todo hecho. Te pueden pasar infinidad de cosas que te pueden cambiar la vida por completo y si no estás preparado para afrontarlo, las consecuéncias que puedes sufrir son catastróficas para tu persona.

Una persona que se ha jubilado ya sí que puede decir que tiene todo hecho, ha pasado toda una vida, ha luchado por realizar su proyecto y lo haya conseguido o no sí que puede decirlo.

Escuchamos muchas veces también a esas mismas personas que te dicen "yo ya lo tengo todo hecho" decir "si yo tuviese ahora menos años y con la experiencia que tengo ahora..." Personas que se han acomodado como he dicho anteriormente, personas que al ver su objetivo hecho realidad no han fijado ningún otro y se han acomodado para ir pasando los días tal como vayan viniendo sin aspirar a superarse más como personas humanas.

No es el primer caso que me encuentro con una persona de cincuentaytantos años que me dice que creía que lo tenía todo hecho, que hizo a sus hijos grandes, que había montado un negocio y le iba todo bien y de la noche a la mañana los hijos van desapareciendo de su lado, el marido o la mujer se cansan del aburrimiento al que han llegado y empiezan a buscarse aventuras extracaseras hasta que al final se va el matrimonio al garete y... ¿vuelta a empezar?

Personas con cincuentaytantos años que se siguen manteniendo jóvenes de espíritu con ganas de vivir que no les queda más remedio que salir, hacer amigos y divertirse porque los tiempos han cambiado mucho, ya no es el típico "hasta que la muerte nos separe" y tampoco el "hasta que los niños se vayan de casa" porque tal y como están las cosas otra vez van a haber muchos "niños" de cuarenta años viviendo en casa de los padres, simplemente va a ser un "hasta que os canséis el uno del otro".

¿Eso es tenerlo todo hecho? compadezco a todo aquel que menciona esas palabras, lo compadezco aunque en el fondo también envidio que almenos durante un tiempo han llevado a cabo un propósito que emprendieron juntos con muchísima ilusión pero que en la mayoría de los casos ese propósito quiebra.

Admiro a todos aquellos que llegan juntos al final de su camino unidos porque han sabido adaptarse el uno al otro y el otro al uno y que lo único que les queda es la mútua compañía que se hacen y que sí que tienen motivos para poder decir "lo tenemos todo hecho y somos felices"

2 comentarios:

Dina dijo...

No sé los demás pero... a mí aún me quedan muchas cosas por hacer, demasiadas diría yo, espero que tenga el tiempo suficiente

McGrau dijo...

Dina una cosa es acomodarse y otra... hacerse adicto al trabajo jajaja