septiembre 03, 2009

Un sueño reciente


Hoy he tenido un sueño que me ha hecho levantarme lleno de alegría y esperanza, he tenido un sueño que me ha dejado lleno de satisfacción...

En el patio de luces de mi casa se colaba un gorrión, mi madre y yo escuchamos unos ruidos y fuimos a ver que pasaba. El pajarillo estaba desesperado por poder salir de aquel patio pero no alcanzaba a la salida. Poco a poco me acerqué a él mientras mi madre me decía que tuviese cuidado para no hacerle daño y extendiendo la mano con la palma hacia arriba apoyando el anverso en el suelo mientras miraba al gorrión le decía: ¿te fias de mi? El gorrion anduvo dubitativo por un momento y me contestó: si, me fío de ti. Él sólo se subió a la palma de mi mano y con la otra mano lo cubrí un poco a modo de protección, llegamos al balcón, le miro y le digo: ahora ya puedes volar libre, y abriendo la mano le dejé volar.

El gorrión no salió volando como haría cualquier pájaro, simplemente abrió al cincuenta por ciento sus alas y como si fuese un Harrier de la Armada fué bajando poco a poco hasta posarse en el suelo de la calle reuniéndose con los suyos...

Son aquellos sueños que hacen que te sientas bien contigo mismo cuando te despiertas y te quedas con ese sentimiento de haber ayudado a alguien, el sentimiento del deber cumplido.

Sí que sé que simplemente es un sueño pero hoy me he levantado feliz y lleno de energía.

4 comentarios:

Dina dijo...

Mucho mejor así que levantarse despues de una pesadilla.

McGrau dijo...

hombre claro... dónde va a parar... las pesadillas hace días que no las tengo...

Calenda dijo...

Ya sabes lo que opino de los sueños y lo importantes que son para mí.
Este, sin duda, lo es.
No hay nadie cuya vida depende de ti más que ti mismo y que te diga que confía en ti, en el fondo te confirma que eres de fiar,fuerte y capaz de ayudar y ayudarte.Comprendo que te hayas levantado feliz, no es para menos.
Un abrazo.
No tardes en reunirte con los tuyos.

McGrau dijo...

Lo de que soy de fiar por lo menos siempre lo he intentado Calenda aunque alguna vez por las circunstancias haya podido traicionar a alguien nunca ha sido por voluntad propia, sino por las causas de la vida y cuando ha pasado siempre he querido dar algún tipo de explicación ante tal acto. Después de como me lo has explicado... entiendo mejor el sueño, gracias.