marzo 24, 2010

Los primeros empleos

Un 23 de junio me apunté a un servicio de Cruz Roja en el Poble Espanyol en Barcelona, se celebraba la verbena de San Juan y al contrario que en los conciertos o en los partidos del Barça, teníamos allí mucho trabajo por realizar esa noche.



La verbena de San Juan en todo el Mediterráneo ya se sabe cómo es, Hogueras y pólvora celebrando el solsticio de verano. La noche se presentó dura por la cantidad de gente que tuvimos que asistir debido principalmente a las quemaduras; algunos los curábamos en los puestos de primeros auxilios allí habilitados y a otros muchos tantos se les tuvo que trasladar a la unidad de quemados del hospital de La Vall D'Hebron.

Al finalizar la noche estábamos reventados ya y teníamos los pies como algunos tenían los dedos de las manos: quemados, machacados, hechos polvo. Pero la gente seguía allí y no parecía que tuviesen ganas de irse pero el Poble Espanyol es lo que tiene, que por la noche es un centro de ocio enorme y por el día es un centro cultural donde aún se pueden ver a auténticos artesanos soplando vidrio, entre otros.



Allí conocí a la que después sería una de las integrantes de mi grupo de amigos, Montse. Eran más o menos las 7 de la mañana cuando teníamos que empezar a recoger todos los bártulos para volver a la base y de ahí para casa en metro. Antes de empezar a recoger surgió una conversación entre ella y yo y como una cosa lleva a la otra resultó que casi éramos vecinos e hicimos el camino de vuelta juntos hablando y comentando el desarrollo y resultado de la noche.

Los días fueron pasando, cada vez nos juntábamos en más servicios hasta que un día decidimos quedar en un bar de cerca de su casa para merendar y poco a poco fuimos comenzando una amistad que duró mucho tiempo y que no se rompió jamás, simplemente pasó lo que pasa en muchos grupos de amistades... cada uno va tomando un camino que les separa de los demás y cada vez se van viendo menos y menos hasta que un día, pasados varios años, como ahora, te acuerdas de ellos.

El padre de Montse era ebanista y debajo de su casa era donde tenía el taller. Allí aprovechamos Montse y yo uno de nuestros primeros trabajos, el típico engañabobos; recogíamos cajas vacías en un almacén por un lado, por el otro unas pegatinas que rezaban "Maggi te quiere... Ayudar" y teníamos que montar la cajas y enganchar las pegatinas por cuatro míseras pesetas mientras escuchábamos a Depeche Mode, Yazoo, Erasure, OMD, etc... pero que nos daba lo suficiente como para poder tomar el cafelito por la tarde en ese bar de al lado de su casa.

Recuerdo que una vez, estando en ese bar y echándole el "morro" que siempre me ha caracterizado, le dije al dueño si podía poner TV3 porque iba a comenzar un capítulo de Bola de Drac y sin dudarlo cogió el mando y cambió el canal, hecho que provocó que se le empezase a llenar el bar todas las tardes de jóvenes como nosotros para "merendolear" y ver la bola de drac en compañía.

Pasaban los días y cada vez el grupo se iba haciendo más grande, nos juntábamos con el hermano de Montse y sus amigos en un bar que había un poco más abajo, "Los Pinchitos" y ese comenzó a ser el punto de reunión donde quedábamos siempre... todos los días de la semana y también nos ponían la bola de drac pero ya no porque lo hubiese pedido yo, sino porque el dueño era casi tanto o más fan que yo de la serie.

En septiembre del 91 encontré mi primer trabajo en serio, bueno, lo que se dice en serio porque me unía un contrato con la empresa, comenzaba a tener seguridad social y un 2% se marchaba para Hacienda, pero de serio no tenía nada, era una auténtica mierda. Estaba de peón en un almacén textil en el Paseo San Juan de Barcelona, cobraba 32.000 pesetas al mes, o lo que es lo mismo, 192, 33 € al mes (no tendría que haber hecho la conversación... ahora me deprimo más aún); a esa edad no tenía muchas cosas que hacer con el dinero, la verdad, no tenía coche ni moto aunque si una mountain bike que de vez en cuando necesitaba alguna reparacioncilla que otra porque la utilizaba para ir a trabajar y ya se sabe que las cosas que se usan tienen su desgaste; pero por otro lado necesitaba ahorrar porque en mayo del año siguiente me iba a la mili y con esa porquería ahorrar no iba a ahorrar nada. Sí que me ahorraba el dinero del transporte público al ir en bicicleta pero me lo gastaba bebiendo cervezas con los amigos o saliendo los sabados por la noche... mis primeras salidas... eso merece otro post.



El caso es que a finales de marzo se me acabó el contrato y ni la empresa me quiso renovar ni yo pretendía que lo hiciesen y me pegué dos meses sabáticos (hasta que me fuí a la mili el 27 de mayo de 1992) y lógicamente era quedar con alguno por la mañana... con otros por la tarde... el dinero se las piraba que daba gusto y me fuí a la mili con 100mil pesetas, pero como iba a estar fuera de Barcelona menos de dos meses me importaba poco.

La "jefa" que tenía en Cruz Roja me dijo un día que necesitaba gente para completar el cupo para el servicio militar y me ofreció ir un año antes y así me aseguraba estar como voluntario olímpico ya que de otra forma lo tendría bastante crudo debido a mi corta edad, tal y como me habían comentado en una carta también los del COOB (Comité Organizador de las Olimpiadas de Barcelona) así que asentí y en vez de esperar a los 18 me fuí con 17 años a la mili, aunque oficialmente me faltaban 15 días para cumplir los 18 años pero mi leva no era hasta el 93.

Y con esto y un bizcocho... a grandes rasgos he hecho una especie de prólogo de mi historia a mis 17 años y he de extenderme bastante en varios aspectos, así que... en otra entrega será así que os dejo con un tema que me viene al pelo para despedir este post diciendo que el show ha de continuar como dijo Freddie Mercury antes de morir justo en el mismo año en el que un servidor se fué a cumplir con sus servicios a la patria:


marzo 23, 2010

Siguiendo con los recuerdos

Año 1991, contaba yo con 17 añitos. La música que sonaba en mi walkman AIWA era REM y el álbum OUT OF TIME y cómo no, una de mis canciones favoritas era Loosing my religion, que traducido debe de ser algo así como perdiendo mi religión, cosa que a esa edad es fácil de entender, sales del cascarón, ves otro mundo diferente en el que papá y mamá no van a tu lado y es otra gente la que los ha sustituido llamados amigos:



Ya por aquel entonces me había hecho voluntario de la Cruz Roja, me había sacado el título de socorrista y asistí a servicios como los partidos de fútbol del Barça (sí, ya sé que diréis que me hice voluntario por eso, pero no fué así), servicios en conciertos (tampco no me apunté para ver conciertos gratis) y... bueno, si que eran la mayoría de los servícios a los que asistía y si que en parte agradecí estar en la Cruz Roja por todo eso, pero allí aprendí mucho más acerca de la vida y allí fué donde comencé a desplegar mis alas.

Recuerdo que por el año 90 estalló la guerra del golfo pérsico, y por si alguien no lo recuerda España estaba (aún hoy en día sigue estándolo) integrada en la Otan y su secretario general (de la Otan) durante muchos años fué el señor Javier Solana, socialista por excelencia, hasta que no se por qué motivo salió del cargo para pasar a ser Mr. Pesc (eso no se qué cohone significa)y enviaron dos fragatas y una corbeta, nosecuantos militares de reemplazo y a la Marta Sánchez para amenizarles las navidades cantándoles el "Soldados del amor" pero eso no era lo que venía a decir.

Por cierto... aqui la canción de la Sánchez (otra del no a la Guerra)



En aquella guerra, muchos se acordarán, hubo un éxodo del pueblo kurdo que se había rebelado contra Irak y drante mucho tiempo estuvieron vagando por tierra de nadie necesitando todo tipo de ayudas. Varias fueron las noches que me tiré junto a otros muchos compañeros en la sede central de la Cruz Roja de Barcelona, en lo que era el párking superior de ambulancias preparando cajas con ropas y alimentos que se amontonaban por momentos gracias a la bondad de la gente que donaba por la causa. Por eso ahora muchas dudas también me asaltan cuando unos gritan No a la guerra porque hay ciertos personajes en el Gobierno, pero cuando estaban ciertos otros no se gritaba nada.

Una época que grácias a la música voy recordando y me va haciendo recordar otras tantas cosas y tantas anécdotas que poco a poco iré contando, unas más alegres que otras, otras más peñazos que unas pero así será la continuidad de este sitio hasta que me canse y decida abordar otros temas.

Para finalizar y como ya es costumbre os dejo con otro video, en este caso del mismo grupo con el que he empeado el post... REM - Everybody hurts (live)

marzo 21, 2010

La canción que cambió mi vida

Hace muchos años ya, corría por allá el año 1990 que estaba escuchando un disco que me había comprado para el verano, el BOOM 5!

Una de las canciones de ese recopilatorio me cautivó, a partir de ese momento mi gusto musical comenzó a definirse en cierta forma. Siempre he presumido de ser una persona muy melómana, salvo, y conocido por la mayoría de todos es, si... salvo por Camela... PUAJJJJ!!!

La canción en sí es esta que pongo a continuación:



Si... el Personal Jesus de Depeche Mode. En poco tiempo comencé a hacerme copias de discos que llegaban a is manos de este grupo musical, entonces la SGAE no nos cobraba un canon por las cintas de cassette o si lo hacían no lo anunciaban a bombo y platillo como hacen hoy.

Más adelante iba comprándome poco a poco los discos que iba viendo en las diferentes tiendas de discos que frecuentaba hasta hacerme con la colección entera desde el Speak & Spell hasta el The songs of faith and devotion.

Con el tiempo no sé que fue pasando con esa colección pero me desaparecieron los discos y las cintas que tenía... no se si tendría que darle las gracias a mi hermanita por ello, ya que era mucho de prestar cosas pero que después las reclamase yo.

Este fin de semana he vuelto a hacerme con toda la colección perdida más todo lo "nuevo" que jamás adquirí y, jódete SGAE que ya pagué una vez y no lo voy a hacer siempre por lo mismo, lo tengo todo en mi reproductor MP3 para mi propio uso y disfrute.

Escuchando todas esas canciones que había "perdido" me han llegado toda una serie de recuerdos que tenía aparcados en algún lugar de mi memoria y que poco a poco iré relatando para ir actualizando el blog y para que a modo de terapia pueda volver a recuperar, como diría Austin Powers, mi mojo... mi esencia, mi ser... para recuperar aquel quien fuí una vez y poco a poco se fue desvaneciendo.

Así que parafraseando a nuestro amigo Chuk y sin que se lo tome a mal... me apropiaré de su título y también diré aquello de "una vez fuí joven"...

Por cierto Chuk... me quedo con tu frase pero sigo sin ponerte Camela... que conste.


marzo 18, 2010

Al límite

Desde que la vi anunciada en televisión me dije que tenía que verla, me llamaba la atención y no me defraudó.

Mel Gibson, quien ha protagonizado películas como la trilogía de Mad Max, la tetralogía de Arma Letal, Braveheart o El Patriota, entre otras, se luce en este thriller que a mi parecer se supera como actor aunque nos vuelve a recordar la película Rescate "Ramson".

Desde aquí la recomiendo y aseguro que las dos horas de duración pasan volando.

Aquí el trailer par ir abriendo boca:


marzo 16, 2010

Que cada uno saque su propia conclusión

Estando hoy en la consulta de Psiquiatría ha llegado a mis ojos un texto grato y de los que dan mucho que pensar.

No me gusta esperar en las consultas sentado viendo cómo entra y sale gente de cada uno de los departamentos, así que deambulando por toda la planta esperando a mi turno me he parado en otro de los tantos carteles que he visto en los que había algo más que literatura de "cómo protegerse ante la gripe A", que aún los hay. Este cartel era diferente, era un texto de un folio entero de un texto de Jorge Bucay que rezaba asi:

A una estación de trenes llega una tarde, una señora muy elegante, en la ventanilla le informan que el tren está retrasado y que tardará aproximadamente una hora en llegar a la estación.

Un poco fastidiada, la señora va al puesto de diarios y compra una revista, luego pasa al kiosco y compra un paquete de galletitas y una lata de gaseosa.

Preparada para la forzosa espera, se sienta en uno de los largos bancos del andén. Mientras hojea la revista, un joven se sienta a su lado y comienza a leer un diario. Imprevistamente la señora ve, por el rabillo del ojo, cómo el muchacho, sin decir una palabra, estira la mano, agarra el paquete de galletitas, lo abre y después de sacar una comienza a comérsela despreocupadamente.

La mujer está indignada. No está dispuesta a ser grosera, pero tampoco a hacer de cuenta que nada ha pasado; así que, con gesto ampuloso, toma el paquete y saca una galletita que exhibe frente al joven y se la come mirándolo fijamente.

Por toda respuesta, el joven sonríe... y toma otra galletita.

La señora gime un poco, toma una nueva galletita y, con ostensibles señales de fastidio, se la come sosteniendo otra vez la mirada en el muchacho.

El diálogo de miradas y sonrisas continúa entre galleta y galleta. La señora cada vez más irritada, el muchacho cada vez más divertido.

Finalmente, la señora se da cuenta de que en el paquete queda sólo la última galletita. " No podrá ser tan caradura", piensa, y se queda como congelada mirando alternativamente al joven y a las galletitas.

Con calma, el muchacho alarga la mano, toma la última galletita y, con mucha suavidad, la corta exactamente por la mitad. Con su sonrisa más amorosa le ofrece media a la señora.

- Gracias! - dice la mujer tomando con rudeza la media galletita.

- De nada - contesta el joven sonriendo angelical mientras come su mitad.

El tren llega.

Furiosa, la señora se levanta con sus cosas y sube al tren. Al arrancar, desde el vagón ve al muchacho todavía sentado en el banco del andén y piensa: " Insolente".

Siente la boca reseca de ira. Abre la cartera para sacar la lata de gaseosa y se sorprende al encontrar, cerrado, su paquete de galletitas intacto!

Yo he sacado mis propias conclusiones pero... por curiosidad ¿cuáles son las vuestras?

Bromas radiofónicas

Hay programas radiofónicos bien conocidos por todos que suelen hacerse por la mañana que se dedican a hacer participar a los oyentes, en unos casos para que corten directamente y por antena, en otros para que se emparejen y en otros simplemente para gastarles una putada haciéndo creer queson el párroco de una iglesia, el guardia unicipal de turno o perico el de los palotes pero con el fin de hacer que el "llamado" lo pase realmente mal con la broma.

La broma que traigo hoy no trataba de ser una broma, sino, "seguramente" una llamada de felicitación de cupleaños a una tal Marta,pero resulta que la cosa se lía porque no pueden ponerla en contacto directamente y quien responde a la llamada "mete la pata hasta el garganchón".

Pero ejor que la escuchéis vosotros y así nos reíos todos un poco.

marzo 14, 2010

Por fin la SGAE pierde una batalla


GOLPE A LA SGAE

Una histórica sentencia confirma que el P2P es legal en España

En una sentencia completa, Raúl N. García Orejudo, magistrado titular del Juzgado Mercantil número 7 de Barcelona, ha desmontado todos los argumentos de la SGAE y considera que el P2P no vulnera los derechos de autor.


Si ahora los de la SGAE recurren, que lo harán, esperemos que el tribunal de justícia se base en los mismos hechos que el magistrado titular del Juzgado Mercantil nº 7 de Barcelona para así crear jurisprudencia y hacernos sentir un poquito más libres a los usuarios que lo único que queremos es disfrutar de la música, ya que no nos lucramos ni de ella ni con ella, simplemente adornamos nuestras vidas en el trabajo, en casa o cuando hacemos ejercicio.

Desde aquí aplaudo de nuevo al magistrado D. Raúl N. García Orejudo por hacer que nos sintamos un poquito más libres, porque, como dicen en el vídeo, al final la SGAE pretenderá que paguemos un cánon por cada bolígrafo que compremos por si copiamos las letras de las canciones.