enero 16, 2011

Lo que me faltaba...

¿A dónde hemos llegado?

¿Por qué han luchado anteriormente nuestros padres y nuestros abuelos y así todos sus antecesores si en pleno siglo XXI estamos en un periodo de semi-esclavitud del que creíamos que habíamos salido? 

Estos socialistas que dicen que son los que luchan por el pueblo obrero (JA!!) y español (JAJAJA!!) nos han pretendido meter el miedo en el cuerpo diciéndonos que si volvía a entrar la derecha íbamos a estar peor porque abaratarían los despidos, privatizarían más empresas, bajarían las pensiones... ¿y qué cojones han hecho estos? Pues precisamente eso.


Yo me quejo de lo que me toca, no voy a ir de sindicalista porque nunca lo he hecho viendo que si luchas por otros al final te quedas tú solo delante de la jefatura con los pantalones por los tobillos con cara de moco y expuesto a que te jodan mientras los que te han azuzado miran hacia otra parte negando toda evidencia. Lo que se dice ser el abogado de las casas pobres al que joden y no cobra.

Después de casi un año y medio de baja por depresión, ansiedad y angustia (o lo cojo bien o no lo cojo y lo mío nunca han sido las cosas sencillas) me salió un trabajo y lo aproveché porque ya necesitaba esa actividad que sé hacer perfectamente y que es trabajar (ya que no soy ni político ni mucho menos socialista... ni de los que cobran ni de los que no), ya que no sé hacer otra cosa.

El trabajo conseguido era una mierda... así, con todas las letras, una auténtica mierda, trece horas al día en las que no tienes tiempo ni de echarte un bocado a la boca porque si te paras no llegan las entregas a tiempo y vuelves a la base con unos cuantos repartos por hacer y te espera una bronca del copón (pero por lo menos era un trabajo) Si a eso le sumamos que las primeras veces ya sales solo a repartir y no conoces nada absolutamente el estrés y nerviosismo es mucho mayor.

Pasan los días y vas conociendo un poco más las rutas y los sitios de descargas, y eso si tienes un poco de buena memoria, ya que un día te envían hacia un sitio, otro hacia otra parte y al otro te envían al quinto coño; vamos, que en un mes me he conocido a la perfección la provincia entera de Huesca.

Hay que recalcar que a los quince días firmé el contrato (ellos no tenían prisas y yo al ver que la seguridad social me había enviado un sms diciéndome que la empresa “tal” de Huesca me había dado de alta tampoco no me preocupé demasiado por la firma hasta que me llamaron), el jefe me explicó que el contrato era para seis meses y recalcó que no era para sustituir a nadie, que era para una continuidad.

Para el día veintidós de diciembre me reúne el jefe en su despacho y me explica que el conductor del trailer que va por las noches va a hacer las vacaciones y ese es un puesto que se ha de mantener cubierto y que como soy el único que tiene el permiso para conducir ese tipo de camiones tendría que sustituirle y así me he pasado todas las fiestas navideñas, desde el día veintitrés de diciembre hasta el diez de enero, fecha en la que volvería a mi turno normal, de día y a trece horas diarias otra vez (esto ya lo expliqué en un post anterior)

Pues bien... llega el viernes catorce y el jefe me manda a llamar otra vez para que me reuniese con él en su despacho; sinceramente ni mucho menos me imaginaba la noticia que me iba a dar, tampoco no me imaginaba nada, simplemente acudí para ver qué quería pero insisto que no me imaginaba nada. Entré para adentro y me comunicó que la faena estaba muy mal (después de las navidades eso es obvio) y que como tenían que reincorporarse tres personas que estaban de vacaciones y que no podía despedir a ninguno por el tipo de contrato que tenían, por lo tanto, y como yo aún no llevaba los dos meses de contrato y por lo tanto aún estaba en periodo de prueba tenía que prescindir de mis servicios y despedirme “por no superar el periodo de prueba”... tocatelos... voy a sitios donde no he estado en mi vida, hago todos los repartos, todas la recogidas, me como marrones, me insultan, aguanto y a la hora de la verdad... NO HA SUPERADO EL PERIODO DE PRUEBA

Es alucinante, no tengo derecho a indemnización porque antiguamente los periodos de prueba eran de quince días y ahora lo han subido a DOS MESES en cada contrato... es decir, ahora las empresas te pueden hacer un contrato de seis meses prorrogables pero cuando se acaba el contrato te echan a la calle a que cumplas los días que te tocan de vacaciones antes de echar los papeles en el INEM y luego te vuelven a coger para hacerte otro contrato de seis meses con otro dos meses más de prueba, tiempo en el que te pueden echar a la calle sin tener que indemnizarte...

Sigamos votando al socialismo que nos mete el miedo en el cuerpo diciéndonos que si viene la derecha lo pasaremos peor, como aquella madre que acojona a su hijo con el hombre del saco o con el coco, sigamos votando a esos que solamente saben que llenarse ellos los bolsillos sin tener que aportar nada a las arcas del estado porque para eso ya están los funcionarios a los que les rebajan su sueldo y los curritos de a pie que si están haciendo cursos del INEM ya están trabajando por y para España, a los que les niegan el derecho de aplacar sus nervios fumándose un cigarrito en el bar de la esquina al que le han jodido el negocio entero haciéndole colocar mamparas separadoras de fumadores activos y pasivos y que ahora no les sirven para nada porque como la gente no puede fumar en el bar el café se lo toman en casa y las tertulias son en las puertas de los bares. Sigamos votando a esta gente que nos llaman fascistas a los que somos de derechas y aplican ellos la dictadura disfrazada de democracia. Sigamos votando a estos socialistas democráticos que miran por y para el pueblo, subiéndonos los impuestos directos e indirectos, abaratando el precio del despido y dando más poder a los bancos que a día uno de cada mes pasan nuestras facturas pero como estamos en números rojos nos cobran unos treinta euros por quedarnos en descubierto y en caso de tener algo de dinero en la cuenta no nos premian con nada...

Sigamos votando por estos progresistas retrógrados que en vez de mirar al futuro simplemente se dedican a mirar hacia el pasado y recuperar ministerios abolidos como el de la vivienda, crear ministerios nuevos como el de la igualdad y que de igualdad solo tiene el nombre ya que por favorecer a unos han perjudicado a otros, pero estos a los que han perjudicado no tienen derecho a quejarse porque durante mucho tiempo han estado favorecidos...

Sigamos votando a esta gente que nos pone el pie en el cuello a los nacidos en este país, que trabajamos por él y donde dejamos nuestro dinero y que a los inmigrantes (y se ha demostrado) les han dado todo tipo de facilidades, y ahora se vuelven a sus países con los bolsillos llenos sin preocuparse en absoluto del país donde han podido volver a prosperar, dejando aquí a los que hemos estado siempre para las duras y las maduras y llevándose el dinero que, honestamente en muchos casos y deshonestamente en muchísimos otros, han ganado en nuestro país.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

bueno,bueno,bueno..ya sabes lo que pienso yo de la politica,pero viendo en mis propias carnes lo que te pasó..debo de felicitarte..cada vez me gustas más..felicidades.un beso.

McGrau dijo...

Jummm es que la política está muy presente en nuestros días y no podemos djarla de lado... ya sabes que abarco yo todos los campos jajajaj besos ;)

Enrique dijo...

Joer, totalmente de acuerdo contigo. Si te sirve de consuelo, aun puedes sentirte afortunado, aquí en Castellón esta la cosa que arde, cada día conozco menos gente que trabaja. Y lo peor es que dentro de na a zapatitos le votará medio país, como de costumbre. Hay que joderse, tenemos lo que nos merecemos. Yo tengo un colega de tu gremio que lleva 3 años largos sin trabajar de camionero. Y yo mas de dos en el paro.