mayo 27, 2011

#Terremotolorca

El pasado 11 de mayo se registraron varios seísmos de una magnitud importante que afectaron a la ciudad murciana de Lorca y varios equipos de la Cruz Roja de Huesca hemos acudido durante toda una semana para actuar codo con codo con todos los compañeros de la geografía española que se habían trasladado al lugar para ayudar en las diferentes labores para las que hemos sido debidamente formados y preparados.


El pasado 12 de Abril se celebró un simulacro en la localidad oscense de Ayerbe donde precisamente se ensayó para un caso real como el ocurrido en Lorca. Un mes después, el 11 de mayo, no era un simulacro, era un caso real. Tanto la UME como la Cruz Roja volvían a luchar juntos para asistir a las personas que en este caso sí que necesitaban de la profesionalidad de los diferentes grupos de emergencias.


Tres han sido los grupos de Cruz Roja Huesca que se han desplazado a Lorca y quien suscribe ha estado en el tercero en la ERIE de Comunicaciones en colaboración con los miembros de la asamblea de Cruz Roja Cádiz.

Sin afán de protagonismo, sin rivalidades sino más bien todo lo contrario, todos uníamos nuestras experiencias en los diferentes ensayos en nuestras localidades de trabajo. Nos reuníamos y poníamos las cartas sobre la mesa para repartirnos una faena dura en la que todos teníamos nuestro lugar.



ERIE de Albergue con personal de Asturias, ERIE Psicosocial con personal de Cataluña y Logística de las diferentes localidades murcianas como Lorca y Águilas, entre otras, eran los que completaban todo el despliegue de Cruz Roja en los días en que un servidor ha tenido el honor de trabajar para ayudar en la reubicación temporal de todas esas personas que se han quedado sin un hogar donde hacer sus vidas normalmente.

Una labor en la que me siento orgulloso de haber podido poner mi granito de arena que, aunque no fuese mucho, ha sido parte de ese engranaje que forma la Cruz Roja en el que todos somos importantes y nadie es más que nadie.


Una ocasión más en mi vida en la que me he encontrado con gente que no conocía de nada, con la que he tenido el placer de trabajar y me dejan un buen recuerdo; algo que te deja esta institución, el estar para casos como estos en los que se demuestra que estamos cada vez más cerca de las personas, tanto de los afectados en el terremoto como de esos compañeros que no son los que habitualmente tenemos en los diferentes preventivos en los que trabajamos cada fin de semana.


No hay comentarios: