febrero 02, 2012

Los funcionarios, maestros y profesores engañados




Funcionarios engañados por los sindicatos y por la administración.

Que en Masby defendemos a los funcionarios, no es ningún secreto. Lo hacemos y lo seguiremos haciendo como a cualquier grupo social que se le repriman sus libertades o sus derechos. Da lo mismo que sean de derechas o izquierdas porque aquí hay que ir dejando de entrar en el juego político de ser de derechas o de izquierdas, aquí hay ciudadanos oprimidos por dos grupos políticos que controlan el Sistema: PP y PSOE.

Hoy solo me voy a referir a los funcionarios por los últimos hechos sucedidos.

El sábado fui invitado por un grupo de periodistas en Madrid mientras en Valencia se celebraba la gran manifestación de funcionarios de la docencia.
Lo cierto es que fue una cena muy agradable y como en toda reunión social que se precie ya se sabe lo que pasa, se habla de todo un poco, incluso de arreglar España.
Estas conversaciones son interesantes porque son verdaderas tertulias de la opinión libre de lo que ocurre en la calle, no como algunas tertulias televisivas, que ya cansan y aburren por ser descaradamente servilístas a uno u otro partido.

En la cena salió el tema, como no, de la quiebra económica Valenciana por culpa de los Faraones Camps y Rita Barbera. Se habló de los recortes a los funcionarios, que más bien diría yo, la “poda” a los funcionarios y la “pelada” a la educación.
A muchos periodistasrojillosde la reunión, este tema lesponíay cuando ya estaban suficientementecachondosy al borde del orgasmo, saqué la batería de preguntas sin respuestas que me estoy haciendo desde hace tanto tiempo. ¿Por qué en lugar de recortar los sueldos a los funcionarios no eliminan todas las subvenciones al Valenciano?. Una lengua pijama que solo sirve para ir por casa, o paradar por culo.

Señores, son casi 2.000 millones que se gasta la Generalidad al año en imponer y mantener una lengua, que aparte de separatista, está creando una indigencia cultural en nuestros jóvenes haciendo que estemos por detrás de Turquía. Jóvenes valencianos de 18 años que se creen que Burgos es un queso, o niños que la comprensión lectora la tiene en el culo por culpa de la dislexia lingüista, por ejemplo.

¿Y la televisión autonómica? Casi 1.000 millones de perdidas al año para adoctrinar a los niños con dibujos en catalán, que ni si quiera en valenciano y tertulias de políticosvendidospara dar lavativas a los valencianos como periodistas prostituídos.


En esa reunión hablé de periodistas “vendidos” y me mordí la lengua para no poner epítetos como “periodistas putas”, pues alguno se podía sentir identificado y no quise, además de ser cabrón, ser apaleado. Pero que quede claro que pensar, lo pensé.

Moraleja: La historia se repite. La izquierda radical canalizó el 15-M para sus propios intereses y ahora con los funcionarios está utilizando la misma estrategia. Los funcionarios salen a la calle para demandar sus derechos perdidos y los sindicatoszurdososestán tamizando las protestas, demandando cosas que no tienen nada que ver con el sueldo de los funcionarios y cuyo único fin es atacar al PP Valenciano. Los sindicatos, ¿no han estado callados como putas durante ocho años?. A eso le llamo yosilencio sindicalo el silencio de los borregos.

Reacción: Para cortar las protestas de los funcionarios y dejar sin armas a sindicatos, Rajoy ha canalizado un buen pellizco de millones de euros para que la Generalidad Valenciana pague lo que debe y dejar sin fuerza las protestas y aislar a los funcionarios.
Funcionarios, ¿ahora qué vais hacer?. Os habéis quedado solos, las deudas pagadas, pero vuestro sueldo encogido y sin apoyo. Ya no tendréis el respaldo de padres ni sindicatos.
Eso pasa por haber permitido que los sindicatos encabezaran la manifestación con una pancarta que no defendía vuestra situación.

Conclusión: menos recortes en educación, devolver lo usurpado a maestros y funcionarios, qué para salir del hoyo, solo hay que eliminar la imposición del valenciano, eliminar subvenciones a partidos y sindicatos y mandar a la mierda a Radio 9 y su televisión.

Funcionarios, solos del todo no estáis. En Masby os apoyaremos hasta el final.
Vosotros elegís: o llegar a mitad de mes en valenciano o a final de mes en castellano.

Las lenguas tribales españolas nos cuestan 6.000 millones de euros, las Autonomías, 24.000 millones de euros, las televisiones autonómicas 3.000 millones de euros y los “cojones” de los políticos... eso no tiene precio.

Así lo pienso y así lo digo

Juan Vte. SantacreuCoordinador Movimiento Masby